Qué provoca los ciclos económicos

“Los ciclos económicos los provocan los procesos de expansión crediticia, que impulsan y orquestan los bancos centrales, y ejecuta el sector de bancos privados que actúa con un coeficiente de reserva fraccionaria creando de la nada dinero en forma de depósitos que inyecta en el sistema mediante préstamos a las empresas y agentes económicos, sin que previamente se haya producido un incremento real del ahorro voluntario. Se inducen errores sistemáticos de inversión generando una estructura productiva insostenible”

Jesús Huerta de Soto

Impuesto a las Ganancias

Indemnizaciones o gratificaciones laborales

La AFIP aclaró mediante la circular 4-21 publicada este lunes en el Boletín Oficial en qué casos las indemnizaciones o gratificaciones laborales motivadas por la extinción del vínculo laboral están alcanzados por el Impuesto a las Ganancias.

La norma especifica que cuando se trata de empleados que no desempeñan cargos directivos o ejecutivos, las indemnizaciones o gratificaciones abonadas con motivo de la desvinculación laboral no están alcanzadas por el gravamen. 

Para el caso de empleados que desempeñan cargos directivos o ejecutivos, las indemnizaciones o gratificaciones abonadas con motivo de la desvinculación laboral se encuentran gravadas por el tributo, sólo en el monto que exceda los importes indemnizatorios previstos en el artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo.

Para todos los empleados, las sumas abonadas por el empleador en ocasión de la desvinculación laboral por conceptos devengados con motivo de la relación laboral (vacaciones no gozadas, sueldo anual complementario, bonificaciones convencionales, indemnización por preaviso, sueldos atrasados, entre otros) se encuentran alcanzadas por el gravamen.

Libro: “Reconstrucción monetaria” de Ludwig von Mises (Parte 10)

Lo que más asombra de este argumento es que se hizo valer precisamente en aquellos países deudores para los cuales el funcionamiento del mercado internacional de dinero y de capitales daba por resultado un influjo de fondos del exterior y consiguientemente la aparición de una tendencia a la baja de los tipos de interés. Fue popular en Alemania y todavía más en Austria en los setentas y ochentas del siglo XIX, en tanto que casi nunca se mencionó seriamente por esos años en Inglaterra o en los Países Bajos, cuyos bancos y banqueros prestaban liberalmente a Alemania y Austria. Sólo después de la primera guerra mundial se presentó en Inglaterra, cuando la posición de la Gran Bretaña como centro bancario del mundo había desaparecido.

Sale sobrando señalar que el argumento mismo es insostenible. El fracaso eventual inevitable de cualquier tentativa de expansión crediticia no es resultado del entrelazamiento internacional de las operaciones de crédito. Es imposible sustituir con dinero impuesto por fiat gubernamental y con crédito bancario de circulación los bienes de capital que no existen. Inicialmente, la expansión de crédito puede producir un período de auge. Pero éste forzosamente tiene que terminar en un colapso, en una depresión. Lo que determina los períodos recurrentes de crisis económicas, es precisamente el esfuerzo reiterado de los gobiernos y de los bancos que dependen de ellos, por expandir el crédito, a fin de que los negocios prosperen como consecuencia de bajos tipos de interés.

Monotributo unificado en Provincia de Buenos Aires: ¿Quiénes deben obtener una nueva credencial de pago?

Modificación del Código Único de Revista

Los pequeños contribuyentes que hayan adherido al monotributo unificado en la Provincia de Buenos Aires deben obtener su nueva credencial. El trámite permitirá reflejar los beneficios del sistema que simplifica las tareas de cumplimiento ya que la nueva credencial incluye los componentes unificados del monotributo, impuesto sobre los ingresos brutos y el régimen simplificado de la contribución municipal y comunal. Para hacerlo es necesario ingresar al www.monotributo.afip.gob.ar  con la clave fiscal y seleccionar la opción “Constancias”  y luego “Credencial de pago”.

La AFIP y la provincia de Buenos Aires habilitaron el sistema que permite cancelar en el monotributo e ingresos brutos en un único pago. El monotributo unificado es una herramienta que simplifica los trámites que hacen todos los meses las y los bonaerenses para cumplir con sus obligaciones. Agiliza el pago de las obligaciones nacionales y provinciales, y también reduce la carga administrativa de las y los contribuyentes de la provincia

La inscripción en el monotributo unificado implica la modificación del Código Único de Revista que pasa a tener 12 dígitos. Por eso, la credencial anterior deja de tener vigencia. Este código, que es el que figura en la credencial de pago del Monotributo, se utiliza para realizar el pago de la obligación mensual del Monotributo a través del Volante de Pago Electrónico (VEP) o en las entidades de cobro.

El monotributo unificado es un régimen que permite a los contribuyentes cumplir en forma simultánea con la presentación y pago correspondiente al:

  • monotributo nacional.
  • impuesto sobre los ingresos brutos provincial.
  • la tasa que retribuye los servicios de seguridad e higiene de los municipios de las provincias adheridas.

¿Cuáles son los beneficios?

  • No se deberá presentar la declaración jurada mensual y anual de ingresos brutos.
  • No se aplicarán retenciones en las cuentas bancarias ni en tarjetas de débito y crédito.
  • Se pagará una cuota mensual fija, de acuerdo con el monotributo nacional.

¿Cómo inscribirse?

Las personas que ya estén inscriptas como monotributistas y cumplan con los requisitos podrán adherirse al Régimen Simplificado del Impuesto sobre los Ingresos Brutos por medio del sitio web de ARBA web.arba.gov.ar/ 

Los ciudadanos que aún no estén inscriptos, deberán realizar la adhesión al monotributo unificado desde el www.monotributo.afip.gob.ar.

En tanto, quienes ya se encontraban inscriptos tanto en el monotributo como en el Régimen Simplificado del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, fueron dados de alta de oficio en el monotributo unificado.

Cambios en el Impuesto a las Ganancias

Beneficio para más de 1,2 millones de trabajadores

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó el incremento del nivel de ingresos salariales a partir del cual las trabajadoras y los trabajadores empiezan a pagar Impuesto a las Ganancias. La modificación comenzará a regir con los salarios de septiembre que se pagan en octubre. De esta forma, quienes perciban una remuneración bruta mensual de hasta $175.000 no se verán alcanzados por el tributo. La medida beneficia a más de 1.200.000 personas. La normativa también excluye del cálculo del impuesto al pago del Salario Anual Complementario que se abona en diciembre. 

“Las modificaciones en el Impuesto a las Ganancias apuntalan la recuperación del poder de compra de los salarios de las trabajadoras y los trabajadores, esta medida se suma a las distintas herramientas impulsadas por el Gobierno para fortalecer el proceso de recuperación económica”, sostuvo la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. 

La Resolución General N° 5076 de la AFIP reglamenta el Decreto 620/2021 que actualizó los valores de la deducción especial para promover que el Impuesto a las Ganancias no neutralice los beneficios derivados de la política económica y salarial asumida por el Gobierno en orden a dar sostenibilidad al poder adquisitivo de los salarios y impulsar la demanda interna.

De acuerdo a la normativa de la AFIP, cuando un empleador o empleadora hubiera realizado la liquidación de los haberes devengados en septiembre con anterioridad al dictado la normativa, la devolución del saldo a favor del trabajador o la trabajadora deberá realizarse en el primer pago que se le realice.

La normativa también contempla que las personas con remuneraciones mensuales entre $175.000 y $203.000 brutos afronten una menor carga tributaria. La medida también exime del pago del Sueldo Anual Complementario a las trabajadoras y los trabajadores cuya remuneración promedio mensual del segundo semestre no supere los $175.000. 

Como obtener la clave fiscal AFIP, desde el celular y en 6 simples pasos (2021)

1. Descargar e instalar en el celular la APP “Mi AFIP” desde Google Store.

2. Hacer click en “solicitar la clave a través del reconocimiento facial”.

3. Seguir los pasos indicados: Sacar fotos del DNI, dar permiso a la APP para acceder a la cámara del celular.

4. Seguir los pasos indicados para comprobar identidad. Puede ser necesario intentarlo varias veces, o en horarios de bajo tráfico del sitio.

5. Ingresar la clave fiscal elegida.

6. Si todos los pasos han sido completados correctamente, se verá el mensaje: “tu clave fiscal se ha generado con éxito”.

Una vez cumplidos estos seis pasos correctamente, ya se puede ingresar al sitio de la AFIP e ingresar con CUIL y la nueva clave (puede pedir cambiarla) y realizar el próximo trámite (generalmente es obtener la CUIT).

Monotributo (parte 4)

¿Qué necesito hacer antes de darme de alta en el monotributo?

Obtené tu CUIT

Como primer paso para poder ser monotributista tenés que contar con clave fiscal y solicitar tu CUIT, ingresando al servicio Inscripción Digital. El trámite es totalmente digital. Y, si no tenés clave fiscal o te la olvidaste, vas a poder solicitar una o recuperarla a través del mismo servicio.INICIÁ TU INSCRIPCIÓN

Tené en cuenta que, si te encontrás comprendido dentro de las siguientes situaciones, no podrás realizar el trámite online en su totalidad. En estos casos, podrás realizar la carga digital del formulario y sacar turno en la dependencia que te corresponde según tu domicilio:

  • No tenés DNI argentino y estás tramitando la residencia.
  • Querés inscribir una sucesión indivisa.
  • Tenés un DNI válido sin fecha de vencimiento.
  • Sos menor de edad.

Para registrar los datos biométricos tendrás que acercarte, con turno previo, a la dependencia AFIP que te corresponde.

Luego desde la web deberás:

Seis sombreros para pensar

Resumen:

Los “seis sombreros (imaginarios) para pensar” es una técnica que se utiliza para ver desde distintos puntos de vista el emprendimiento que eligieron. Cada color representa una forma de pensar distinta:

SOMBRERO BLANCO: Punto de vista objetivo, realista. Analiza los hechos. Por ejemplo: “Es posible según las cifras”, “Necesitamos este dato para tomar la decisión “.

SOMBRERO ROJO: Expresa sentimientos. Por ejemplo: “odio/ amo ese producto”.

SOMBRERO NEGRO: Busca lo negativo (problemas). Es una crítica constructiva, busca conciliar. Por ejemplo: “no se puede así porque…”, “ese color no va a gustar”.

SOMBRERO AMARILLO: Busca lo positivo. Por ejemplo: “cuida la salud de la gente”, “es muy accesible”.

SOMBRERO VERDE: Genera nuevos pensamientos (pensamiento creativo). Por ejemplo: “haciendo barbijos estampados venderiamos mas”, “haciendo esto bajamos los costos”.

SOMBRERO AZUL: Es el moderador, el que dirige a los demás. Se involucra al inicio y al final de cada “sesión de sombreros”. Define el camino, el que y el cómo. Por ejemplo: “Según todo lo visto haremos dos tipos de barbijos y fabricaremos 10.000 unidades “.

La paz interior

En un mundo lleno de nervios y tensiones es una gran alegría encontrarse con personas que irradian paz a su alrededor. Como cristianos debemos ser hombres que irradiamos la paz del Señor.

Por: Padre Nicolás Schwizer | Fuente: Catholic.net

Una cualidad de los cristianos me parece ser, o por lo menos debería ser, la paz interior. Es importante sobre todo para la mujer. Así puede ser el centro del hogar en torno al cual gira la vida familiar. Una auténtica madre ha conquistado e irradia una profunda paz.

Y nosotros, ¿hasta qué punto hemos conquistado eso? Me parece que a muchos nos cuesta adquirir y conservar esa actitud. Tal vez nos dejamos presionar demasiado por las exigencias de la vida, de la casa, de los chicos, de la economía. Al volver del trabajo ya no quedan fuerzas para mantener la calma, dominar los nervios e irradiar paz.

Qué gozo es encontrarse con personas que irradian serenidad y paz! Sólo con entrar en su espacio vital, uno experimenta su tranquilidad que da profundidad a su vida. Son centros de paz en un mundo agitado. Nos recuerdan que las penas pasan y los triunfos se desgastan con el tiempo. Y que lo único importante es vivir la realidad cotidiana tal como viene, sin dejar que nada sacuda los pilares de nuestra serenidad.

El hombre de hoy no conoce la paz del corazón porque ha perdido la brújula, está confundido y desorientado ante los grandes interrogantes de la existencia. Por eso no es capaz de llevar una vida conyugal estable, asumir con dignidad cualquier compromiso serio. En lugar de una vida ordenada y armónica vive con estrés permanente, en actitud de dispersión, fuga y evasión. En una vida así es imposible encontrar serenidad y paz.

1. Paz con Dios. Según San Agustín paz es “tranquillitas ordinis”, el sosiego por ajustarse al orden establecido por Dios. Para que pueda tener paz interior debo haber conquistado la paz con Dios: saberme y sentirme hijo querido del Padre, entregarme filialmente a Él.

2. Paz con los hombres. Quien se sabe en paz con Dios puede lanzarse a la ardua tarea de buscar paz con los hombres. Meta tan necesaria como difícil en la vida conflictiva que llevamos. En ese horizonte tormentoso me toca a mí fomentar la paz y hacerla posible en mi pequeño entorno.
Que los que viven en contacto conmigo sepan que nada tienen que temer de mí. Que no vean un rival, sino un amigo; no un obstáculo para su carrera, sino una ayuda en su camino.

3. Paz conmigo mismo. La paz más difícil es la paz consigo mismo. La división más profunda es la del propio yo. Por culpa del pecado estamos divididos por dentro en algo así como una guerra civil ambulante: conflictos entre alma y cuerpo, hombre viejo y hombre nuevo, voluntad e instintos, razón y sentimientos, ángel y bestia. No aceptarme a mí mismo, rechazar mi pasado, no admitir mis debilidades, ser intransigente conmigo mismo, todo eso hace imposible la paz. Y es difícil estar en paz con Dios y los demás, si en mí mismo no hay unidad.

Bien lo sabe el demonio. Por eso, procura de todas maneras sembrar la inquietud y la división en las almas. Porque un alma intranquila es un alma dispuesta a dejarse ganar por la tristeza y a replegarse sobre sí misma.

Mi armonía natural es la condición para mi santidad. Tomemos en serio, por eso, la presencia del Espíritu Santo en nuestra alma y pidámosle que realice la obra de nuestra sanación y purificación natural.

Tenemos que luchar por conquistar la calma interior, la serenidad del alma, la paz del corazón. Que la Sma. Virgen, Reina de la paz, nos ayude a todos a transformarnos en hombres y mujeres llenos de armonía y paz en este mundo lleno de odio, de discordias y de guerras.

4. Paz con el mundo entero, con toda la creación. Paz cristiana que ama la naturaleza, porque es obra de Dios, y se encuentra a gusto en el mundo, porque es la casa del Padre Dios. Paz que todo lo abarca y todo lo lleva hacia su destino final en el corazón de Dios.

Preguntas para la reflexión

1. ¿Aporto paz y tranquilidad a los demás?
2. ¿Conozco mis conflictos interiores?
3. ¿Pido al Espíritu Santo el fruto de la paz?

https://es.catholic.net/op/articulos/41869/cat/901/la-paz-interior.html