Diez grandes mitos económicos (4)

Mito 4: Cada vez que la Reserva Federal reduce la oferta de dinero, los tipos de interés suben (o bajan); cada vez que la Reserva Federal expande la oferta monetaria, los tipos de interés suben (o bajan).

La prensa financiera ahora sabe lo suficiente de Economía para vigilar semanalmente las cifras económicas de la masa monetaria como un halcón a su presa; pero es inevitable que interprete erróneamente esas cifras. Si la oferta de dinero aumenta, se interpreta como algo que reduce el tipo de interés y que tiene efectos inflacionarios; también se interpreta, muchas veces en el mismo artículo, que como desencadenante de una subida de los tipos de interés. Y viceversa. Si la Fed restringe la oferta monetaria se interpreta a la vez como causa de aumento y de disminución del tipo de interés. A veces parece que todas las acciones de la Fed, no importa lo contradictorio que ello pueda parecer, deben resultar en un aumento de los tipos de interés. Es evidente que aquí hay algo que no está claro. El problema es que, como en el caso de los precios, hay varios factores causales que operan sobre los tipos de interés y lo hacen en distintos sentidos. Si la Fed aumenta la oferta de dinero, lo hace generando más reservas bancarias y ampliando la oferta de crédito bancario y los depósitos bancarios. La expansión del crédito significa necesariamente un aumento de la oferta de crédito en el mercado y por lo tanto una disminución del precio del crédito o sea del tipo de interés. Por otro lado, si la Reserva Federal restringe la oferta de crédito y el crecimiento de la oferta monetaria, esto significa que la oferta de crédito en el mercado disminuye lo que conlleva un aumento del tipo de interés. Y esto es precisamente lo que ocurre durante el período que media entre los primeros diez y los veinte años de una inflación crónica. La expansión monetaria impulsada por la Reserva Federal hace que baje el tipo de interés; si la Fed reduce la oferta monetaria, el tipo de interés sube. Pero después de ese período, el público y el mercado comienzan a darse cuenta de lo que está pasando. Se percatan de que la inflación es crónica por la expansión sistemática de la oferta de dinero. Cuando adquieren consciencia de que esta circunstancia afecta a su nivel de vida, también notarán que la inflación perjudica a los acreedores en beneficio de los deudores. Por lo tanto, si alguien concede un préstamo al 4 por ciento al año y hay un 7 por ciento de inflación ese año, el acreedor pierde, no gana. Pierde un 3 por ciento, ya que ahora le pagan con unos dólares cuyo poder adquisitivo ha descendido en un 7 por ciento. En consecuencia, el deudor sale ganando con la inflación. A medida que los acreedores comiencen a ser conscientes de ello, añadirán una prima al tipo de interés para compensar la inflación y los deudores estarán dispuestos a pagarla. Por lo tanto, a largo plazo todo lo que alimente las expectativas de inflación aumentará la prima de inflación que gravita sobre el tipo de interés; y cualquier medida que atenúe esas expectativas hará que se reduzca esa prima. Por lo tanto, un endurecimiento de la Fed tenderá ahora a amortiguar las expectativas de inflación y a hacer bajar el tipo de interés; una expansión de la Fed hará que crezcan esas expectativas y hará que suba el tipo. Hay dos cadenas causales opuestas en funcionamiento. Y así la expansión o contracción de la Fed puede hacer que suba o que baje el tipo de interés, en función de cual sea la cadena causal dominante. ¿Cuál será más fuerte? No hay manera de saberlo con seguridad. En las primeras décadas de inflación no existe prima de inflación; en las décadas posteriores, como estamos ahora, sí. Los tiempos de respuesta y su fuerza relativa dependen de las expectativas subjetivas de la gente las cuales no se pueden predecir con seguridad. Y ésta es una de las razones por las que las previsiones económicas nunca pueden hacerse con certeza.

por Murray Rothbard

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s