La causa fuente y la solución definitiva a la inflación

(del libro: “4.000 años de controles de precios y salarios: Cómo no combatir la inflación” de Robert Schuettinger y Eamonn F. Butler)

David I. Meiselman, autor del prólogo de la presente obra, es un especialista en economía monetaria. Él ha expresado sintéticamente la causa fuente de la inflación y la única manera posible de terminar con ella definitivamente, en los siguientes párrafos.

La inflación es el tema que se ha investigado con mayor profundidad de toda la economía. Toda inflación, incluyendo las contemporáneas, tiene la misma explicación. No existen excepciones a la regla.

La regla es que los precios, en promedio, dependen de la relación entre el dinero en circulación y la producción.

La inflación surge, como en los últimos años, cuando el dinero en circulación aumenta con mayor rapidez que el valor de la producción total de bienes y servicios de la nación (Producto Bruto Nacional “real”). Los precios en promedio, tienden a ser estables, como en la mayor parte de la década de los 20, cuando la moneda aumentaba en la misma proporción que la producción. Al existir deflación, los precios caen como en los treinta años posteriores a la Guerra Civil, cuando la moneda en circulación aumentaba en menor grado que la producción.

La Reserva Federal, nuestro banco central y un agente del Gobierno Federal, controla el dinero que comprende efectivo (billetes y monedas) y depósitos bancarios (cuentas corrientes y cajas de ahorro).

En los años 60, cuando la producción aumentó en un promedio del 6,6% anual, la Reserva Federal incrementó la emisión monetaria en un promedio del 10,6% anual, o sea 4% anual por sobre la producción. Conforme a la regla, la inflación también promedió el 4 % anual.

Hasta ahora, en los años 70, la producción de los Estados Unidos se incrementó a una tasa promedio del 2,1% anual. Debido a que la Reserva Federal aumentó la emisión monetaria al 9,5% anual o sea 7,4% por sobre el nivel de producción, la inflación también promedió el 7,4%. Las viejas leyes económicas aún continúan en vigencia.

No existe modo alguno de reducir o eliminar la inflación, a menos que la Reserva Federal también disminuya el aumento de la moneda en circulación para equilibrarla con el crecimiento real de la economía.

El protagonista en la historia de la inflación de los Estados Unidos es la Reserva Federal y no el café en Brasil, el congelamiento en Florida o aún el monopolio árabe de petróleo. Al igual que muchos otros problemas, la inflación en su mayor parte se hace en Washington, y no en Main Street no en Wall Street.

Si quienes elaboran la política económica en Estados Unidos finalmente adoptan el consejo de David Meiselman, no habrá necesidad de implementar controles de precios y salarios, ya que la inflación quedará eliminada a todos los fines prácticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s