Teoría de la Burocracia (Max Weber)

Max Weber (1864 – 1920) nació en Erfurt, Turingia en Alemania, siendo el mayor de los siete hijos de Max Weber (padre), un prominente político y funcionario protestante. Weber creció en un ambiente familiar inmerso en la política, y su hogar recibió la visita de prominentes académicos y figuras públicas. Junto a Karl Marx, Vilfredo Pareto, Ferdinand Tönnies y Émile Durkheim, Max Weber fue uno de los fundadores de la sociología moderna.

La burocracia es una estructura organizativa caracterizada por procedimientos regularizados, división de responsabilidades y especialización del trabajo, jerarquía y relaciones impersonales. El término puede referirse a cualquier tipo de organización.

Buro = Oficina

Cracia = Poder

“El gobierno de las normas y procedimientos”

En un sentido coloquial y de uso común, burocracia a menudo equivale a ineficiencia, pereza y derroche de medios. A menudo se caracteriza, en la imaginación popular, como un ente que existe únicamente para sí mismo y que sólo logra resultados que acaban derivando en más burocracia. Así, a menudo se usa de manera despectiva.

No obstante en el análisis y descripción sociológica de Max Weber, el concepto tiene connotaciones más positivas, considerándola la forma de organización racional por excelencia. Max Weber definió a la burocracia como una forma de organización que realza la precisión, la velocidad, la claridad, la regularidad, la exactitud y la eficiencia conseguida a través de la división prefijada de las tareas, de la supervisión jerárquica, y de detalladas reglas y regulaciones.

Max Weber diferenciaba al poder con la autoridad, decía que el poder consiste en la capacidad de una persona de dar órdenes. En cambio, la aceptación del poder implica la existencia de un conjunto de normas que fundamentan la autoridad de quien lo ejerce. Es legítimo cuando se concibe como un componente del mecanismo de aceptación social.

Según Weber, existen 3 tipos de legitimación del poder:

1) El poder de Carácter Tradicional: está basada en los usos y costumbres, se sustenta en la norma heredada como medio para fijar el alcance y profundidad de la autoridad.

2) El poder de Carácter Carismático: se justifica por las cualidades personales del líder; es, por lo tanto, básicamente inestable y suele presentar problemas de sucesión, momento en que se hace imprescindible modificar el esquema para que la organización no se divida o desaparezca.

3) El Poder de Carácter Racional, Legal o Burocrático: las órdenes son aceptadas porque se apoyan en un conjunto de normas que han sido legitimadas por la adherencia de los subordinados, quienes las reconocen como la forma más eficiente de hacer las cosas.

El desarrollo del modelo se basa en una serie de normas que regulan el comportamiento de una organización, confiriéndoles de ese modo un alto nivel de seguridad a partir de la predicción de los comportamientos esperados.

Características del modelo burocrático:

1) FORMAL: Es un modelo de organización formal, donde cada puesto es ocupado por funcionarios y sus normas están escritas y son racionales (porque son coherentes con los fines) o legales (porque le confieren a la persona revestida con la autoridad, un poder de coerción sobre los subordinados).

2) DIVISION DE TRABAJO: es el resultado de la especialización.

3) CENTRALIZACION: Es la concentración progresiva del control sobre las unidades subordinadas, en niveles cada vez más elevados de autoridad y en una estructura de comando vertical de la organización.

4) JERAQUIA: Cada cargo inferior esta bajo el control y supervisión de otro superior. Hay relaciones horizontales.

5) NORMAS PREESTABLECIDAS: Todas las normas están preestablecidas. Permiten predeterminar las conductas en el desempeño de cada cargo.

6) PROFESIONAL: la administración es profesional, se basa en un programa racional. Se seleccionan los empleados y es medido por le desempeño de los mismos. Se desechan preferencias personales. Además, hay separación entre la propiedad y la administración, el funcionario no es necesariamente el dueño, sino un profesional especializado, es un empleado.

7) REGISTROS ESCRITOS: todo el funcionamiento de la organización está formalizado mediante el registro escrito. Esto da la posibilidad de predecir y de ejecutar, dentro de una estructura burocrática.

Las disfunciones de la burocracia

Robert K. Merton. Sociólogo estadounidense, nacido en Filadelfia el 4 de julio de 1910 en el seno de una familia judía emigrada del este de Europa, consiguió el grado de doctorado en la Universidad Harvard, del que se recibió en 1939, y en 1941, comenzó a enseñar en la Universidad Columbia de Nueva York. Allí, junto a Talcott Parsons, desarrolló la teoría sociológica estructural-funcionalista, que privilegia un análisis microscópico de la sociedad, analizando las partes que la integran y la relación entre ellas. Permanecería enseñando en la Universidad de Columbia hasta 1979. Murió en Nueva York, a los 92 años, en 2003.

Merton, en un análisis del modelo burocrático de Weber, señala que no se han tenido en cuenta las siguientes situaciones en las burocracias:

– Las tensiones internas

– La inexistencia de una organización plenamente racional

– Que el modelo burocrático se transforma por la presencia del hombre

– No se reconoce, explícitamente, la existencia del conflicto en las organizaciones.

La aplicación de modelos formalistas suelen generar conflictos entre los componentes de la organización cuando ésta no satisface las aspiraciones de sus miembros. Estos se manifiestan, a través de la organización informal, repercutiendo en la organización formal y alterando, de este modo, los comportamientos esperados y previstos por la organización racionalmente planeada. Merton hizo un análisis de la conducta, basado en las funciones latentes y manifiestas, refiriéndolas a la existencia del conflicto en las organizaciones. El conflicto siempre existe en estado latente, y la forma de controlarlo es hacerlo manifiesto, sacándolo a la superficie. Es que, si se mantienen ocultas, nunca se conocerán.

La relación entre ambas funciones genera un campo de disfunciones, que se pueden resumir en:

– Despersonalización de las relaciones

– Las normas pasan a ser de medios a objetivos; pasando a ser absolutas

– La toma de decisiones es ventaja del que posee más jerarquía.

– Excesivo formalismo y apego a las normas, generando conformismo y resistencia.

VIDEO

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s